martes, 23 de agosto de 2016

POESÍA DE ANTONIO MACHADO

Poesía de Antonio Machado
Leo poesía desde hace poco,  intercalándola con otras lecturas ,  pero  con intensidad, como el   sediento sorbe el vaso de agua. Y los poemas los voy disfrutando como perlas  de sabiduría envueltas en belleza que sosiegan el espíritu, pero reconozco que, no pocas veces, me asaltan  dudas sobre  si la emoción que  despiertan en mí los versos es la que quería el poeta tocar, o si tal vez he captado un mensaje diferente. También, a veces, a pesar de releer el poema no alcanzo a entenderlo nunca del todo. Quedándose en la página que dejo atrás un enigma que no resolveré hasta que alguien me lo explique.  No se sí es esto  lo que tiene la poesía o es eso lo que tenemos los malos lectores o los que no somos  asiduos a ella. Esta breve antología poética de Antonio Machado la compré en la feria del libro pasado en Úbeda. Es una selección de 53 poemas hechas por Editores mexicanos unidos en los que se recogen poemas dedicados a  Francisco Giner de los Ríos, Miguel de Unamuno, Azorín, y otros. También hay poemas donde se hace una radiografía muy precisa de España y de sus habitantes como "Por tierras de España"; un poema en el que el retrato dibujado de esta España nuestra y de sus moradores,  es hoy si cabe, más vigente que nunca.


La poesía de Machado es una poesía para pensar, muy en contacto con la naturaleza y sobre todo (y lo que más me gusta de Machado) a diferencia de otros poetas es que no hay nada de superficialidad,  ni de colorido fácil y efectista. Su poesía es profunda,  de alcance.  En pocas palabras dibuja lo pasajero de la vida,  los paisajes naturales y por supuesto al ser humano. A continuación transcribo algunos de los versos que más me han gustado:
"Con el tú de mi corazón
no te aludo, compañero:
ese tú soy yo."
__________________
"Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la  nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo, ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar ."
___________________
"En el corazón tenía la espina de una pasión;
logré arrancármela un día:
ya no siento el corazón".
"Aguda espina dorada,
Quien te pudiera sentir
en el corazón clavada."
__________________
DICEN
Dicen que el hombre no es hombre
Mientras que no oye su nombre de labios de una mujer
Puede ser.
___________________
"Brotas derecha o torcida
con esa humildad que cede
sólo a la ley de la vida,
que es vivir como se puede."
(Este verso me gustó desde siempre, cuando lo leí por primera vez en un texto de Biología para universitarios encabezando   el bloque dedicado a fisiología vegetal. Me gustó tanto que lo memoricé y mi estima por la autora argentina subió todavía más enteros).
Y PODRÁS CONOCERTE
Y podrás conocerte recordando
Del pasado soñar los turbios lienzos,
en este día triste en que caminas
con los ojos abiertos.
De toda la memoria, sólo vale
El don preclaro de evocar los sueños.
_______________________
"¿Empañe tu memoria? ¡Cuántas veces!
La vida baja como un ancho río,
Y cuando lleva al mar alto navío
Va con cieno verdoso y turbias heces."
  ______________________                                 
COPLA
En el mar de la mujer
pocos naufragan de noche;
muchos al amanecer. 
CONSEJO
Despacito y buena letra:
el hacer las cosas bien
importa más que el hacerlas.    
________________
"La plaza tiene una torre,
La torre tiene un balcón,
el balcón tiene una dama,
la dama una blanca flor.
Ha pasado un caballero
—¡Quién sabe por qué paso!—
Y se ha llevado la plaza
con su torre y su balcón,
con su balcón y su dama,
su dama y su blanca flor."
________________
"Desde mi ventana,
¡campo de Baeza,
A la luna clara!
¡Montes de Cazorla,
Aznaitín y Mágina!
De luna y de piedra
también los cachorros
de Sierra Morena!
_______________

"El ojo que ves  no es
ojo porque tú lo veas;
es ojo porque te ve."
(Este verso hace tiempo que lo leí y me gustó tanto que lo escribí en el blog de manera permanente)
________________
"Para dialogar,
preguntad, primero:
Después... escuchad."

(¡¡Cuanta verdad, encerrada en tan pocas palabras!!)

Ficha Técnica:
Título: Poesía (De Antonio Machado)
Editores Mexicanos Unidos S.A
ISBN: 968-15-0192-6

Sexta edición, febrero de 2004

viernes, 12 de agosto de 2016

De qué hablamos cuando hablamos de amor

De qué hablamos cuando hablamos de amor

Reseña bibliográfica

Este es el título de una colección de relatos del escritor nortemericano Raymondn Carver. Este autor es uno de los exponentes de una corriente literaria denominada “Realismo sucio”.  Los relatos que forman este libro son minimalistas. Breves. Muy concisos. Relatan las vidas de gente corriente y moliente y sus debilidades. En ellos suele estar presente a menudo el alcohol y sus efectos devastadores.  Raymond Carver era hijo de padre alcohólico y el propio autor solo fue capaz de estar sobrio en los últimos diez años de su vida.  Falleció en 1988 con 50 años por un cáncer de pulmón. 
De estos relatos, que se leen fácilmente por la brevedad de los mismos, su claridad expositiva y su concisión, llama sobre todo la atención sus finales. Muchos de ellos abiertos, dejando al lector la obligatoriedad de reflexionar para intentar llegar a deducir que es lo que quería decir el escritor o bien a dónde quería llevarnos.



 Es curioso, los dos finales que más me han gustado han sido los del relato “El baño” y el que da título al libro “De qué hablamos cuando hablamos de amor” y cómo decía para sorpresa mía, he leído que estos finales fueron probablemente escritos por el editor del escritor cambiando los originales que el propio R. Carver había preparado. Además del cambio de estos finales, el editor sugería al autor mayor concisión y brevedad en sus relatos. Diciéndole que si podía escribir algo en quince palabras, mejor que hacerlo en veinticinco. En el relato que da título al libro, dos parejas charlan (frente a una botella de ginebra) sobre lo que es para ellos el amor. Dejando un final abierto. En mi opinión, el autor (o el editor, quién sabe) nos invita a pensar que el amor no existe o que es una ilusión o un espejismo, algo así como una tendencia que tiene nuestro corazón de buscar a alguien, del mismo modo que las cosas caen (por la gravedad) al suelo.
Sobre este relato se basa  (en parte)  la película “Birdman” del mejicano Alejando González Iñarritu, director de otras conocidas películas como “Amores perros”, “Babel” y la más reciente “El renacido” en la que Leonardo Di Caprio consiguió su primer oscar.
El libro está dedicado a Tess Gallagher. Esposa del escritor y poeta.

Ficha técnica:

Título: De qué hablamos cuando hablamos de amor
Autor: Raymond Carver
Traducción: Jesús Zulaika
Año de publicación 1993.
Páginas: 157
Género: Narrativa de ficción.
Editorial: Anagrama
Precio: 8,95 €

ISBN: 9788433974105

lunes, 8 de agosto de 2016

UN RELATO PREMIADO QUE LLEVA POR TÍTULO "CENIZAS"

Ganadores en la modalidad Relato Corto.
Relato "Cenizas"
2º FINALISTA EN LA IX EDICIÓN DEL CONCURSO NACIONAL "RODRIGO MANRIQUE
Me siento muy afortunado. Un relato que presenté a la novena edición del certamen literario de relatos y poesía "Rodrigo Manrique" de la villa de Siles fue merecedor, a opinión del jurado, de alzarse con el segundo premio.  En la cena que se organizó antes de la entrega de premios entre los ganadores del certamen y los miembros del jurado, nos contaron que a la modalidad de relato se presentaron más de cien trabajos, algunos incluso desde Sudamérica  y que año a año subía la calidad literaria de los trabajos.  El relato que presenté se titulaba "Cenizas" y  firmé con el lema  "Molinos de viento" (un pequeño y modesto tributo en el quinto centenario de la muerte de Cervantes). El relato cuenta la historia entre dos personajes. Un joven  médico, Marcos,  que atiende a un paciente terminal octogenario, Don Marcial. Estableciéndose entre ellos un vínculo muy especial que transciende más allá de lo que pudiera ser una relación  de amistad. El médico no sólo mira a su paciente con los ojos de la medicina sino con los ojos del alma y Don Marcial aprecia y valora esa mirada devolviéndole otra igual de profunda. Cada uno hace para el otro cosas que a juicio de cualquier persona serían auténticas temeridades pero no para ellos. Si queréis leer el relato podéis hacerlo en el enlace de más abajo. Después de  finalizar la velada varios de los asistentes se me acercaron y me felicitaron por el relato comentando que la historia los había emocionado mucho y  les había hecho revivir historias personales. Yo, escuchándoles decir esto, también me emocioné.

Presentando el relato




La entrega de premios se realizó en la casa de la Tercia del municipio de Siles en una velada literaria preparada con un gran mimo y exquisitez. Hubo lectura de los poemas y relatos ganadores y cómo no una lectura resumida de una de  las obras cumbres de la literatura española: Coplas a la muerte de su padre, del poeta Jorge Manrique. Una elegía a  la muerte de su padre Rodrigo Manrique que murió en 1476 y fue comendador de la Orden de Santiago durante mucho tiempo en aquella zona de Siles. A la finalización del acto nos hicieron una visita guiada nocturna al cubo, un edificio histórico recientemente habilitado. Desde aquí, felicitar al Ayuntamiento y a su concejalía de Cultura por promover actos de este tipo que nos hacen escapar del rudo cotidiano y elevar el espíritu. 

Para leer el relato pulsa en en el enlace:

jueves, 21 de julio de 2016

EL ELEFANTE DESAPARECE

Reseña bibliográfica: El elefante desaparece

Este libro es una colección de relatos de Haruki Murakami. Es el segundo libro que leo de este escritor japonés, del que se rumorea, puede recibir algún día el premio Nobel de literatura.  El primer libro lo leí un verano de justo hace seis años. Llevaba por título: De que hablo cuando hablo de correr.  Me lo prestó un gran amigo, que siempre me ha recomendado la lectura de Murakami (con razón) y espero devolverle el favor prestando/intercambiando/regalando este libro. El último, a fecha de hoy, de Murakami.  Es curiosa,  la memoria humana. Nos permite recordar detalles intrascendentes cómo cuánto tiempo hace y qué titulo leímos una obra de un autor y, en cambio,  no me permite recordar los plazos de un importante trámite administrativo. Quizás sea porque  mi cabeza prioriza las cosas de una manera extraña, en la que delega para lo último cuestiones burocráticas o las del mundo real, quizás hastiada de lo cotidiano y su vulgaridad y en cambio, disfruta refugiándose en otros mundos solo al alcance de la literatura. Además la memoria no es una capacidad fija. Puede expandirse y hacernos creer más inteligentes, de lo que somos normalmente, cuando estamos inspirados o relajadas y otras, por el contrario, se contrae  por culpa del estrés o del hacer muchas cosas a la vez, haciéndonos parecer más tontos, a ojos de los demás, de lo que en realidad somos, pero es bueno saber estas cosas porque así nos conocemos mejor. 






 A lo que íbamos, este libro:  El elefante desaparece, es una colección de diecisiete relatos  y  la característica común a todos ellos es la manera tan genial y creativa de cómo  el autor, a partir de las más estricta y cotidiana realidad, nos introduce en un mundo surrealista y onírico en estrecho contacto con el mundo real.  Todos los relatos tienen un final abierto y deberá ser el lector, si es capaz, de intentar cerrar la historia de unos personajes de  complejidad caótica  y arborescente.  Hay relatos muy hilarantes, recordándome sus personajes al antihéroe del escritor Eduardo Mendoza. Otros como:  Sueño; Silencio; El último césped de la tarde y el que da título al libro nos encojen un poco el corazón cuando sus personajes nos desvelan traumas pasados que a pesar de los años siguen ahí, a flor de piel. Si tuviera que quedarme con un relato elegiría: Sobre el encuentro con una chica cien por cien perfecta en una soleada mañana del mes de abril. Un relato circular de amor y desamor, sencillamente maravilloso.
A pesar de lo estrambótico y caótico de los personajes y sus vidas la escritura de Murakami es totalmente planificada, nada de lo que cuenta es superfluo para seguir sus historias verdaderamente sorprendentes por extrañas.

Ficha técnica:

Título: El elefante desaparece
Autor: Haruki Murakami
Género: Narrativa de ficción.
Editorial: Tusquets
Páginas:  344
Precio: 19,90 €

ISBN: 9788490662410

miércoles, 13 de julio de 2016

MICRORRELATO FINALISTA

Microrrelato finalista

Un pequeño texto presentado al VIII concurso de microrrelatos organizado por la Abogacía Española ha sido seleccionado como finalista del mes de julio. Los textos deben tener un máximo de 150 palabras e incluir obligatoriamente cinco, propuestas por la Organización. Para el mes de julio las palabras eran: memoria, panorámica, eclipse, adoptar, gráfico.
El microrrelato que he presentado lleva por título: La máxima.
Lo podéis leer cliqueando  aquí:



domingo, 10 de julio de 2016

La mala educación

Reseña bibliográfica: La mala educación

Este libro lo compré en la última feria del libro de Sevilla. Paseaba por sus puestos y tenderetes  y me llamó la atención su título. En la contraportada quedaba claro de lo que iba: la opinión sobre el sistema educativa a partir de las  vivencias de un profesor interino (de Lengua y Literatura) durante seis años. A partir de esa experiencia laboral el autor, Pablo Poó Gallardo, esboza un análisis sobre  la educación en España, sobre todo en Andalucía,  sus males y también, cosa loable,  soluciones que, a su juicio, ayudarían a mejorar el sistema. El lenguaje es sencillo e irónico lo que hace que se lea cómodamente y que su lectura nos arranque más de una sonrisa. Los aspectos en los que se centra el libro son en el sistema de acceso a la función pública, con una crítica sobre el sistema (casi restringido) de hasta hace unos años y que comparto plenamente. Yo siempre he defendido una prueba completamente diferente donde lo que más pese sean los conocimientos y las habilidades TIC y que la experiencia docente cuente solo al final tras haber superado los conocimientos. Pero ojo no sólo para el acceso a al profesorado sino para cualquier plaza de funcionario. Es triste como al baremar la experiencia laboral (que en muchos casos solo es “calentar un sillón) se prive del acceso a personas muy cualificadas y preparadas y, sobre todo, con ganas.  No olvidemos que la calidad del sistema debe empezar por  la calidad del que dirige el aula. Hace un ejemplo hipotético en el que cuatro aspirantes  a dos plazas de  profesor funcionario compiten,  en el que uno de los candidatos (llamado Bart Simpson)   hace reír y entristecerse a la vez. Pero el sistema que propone para mejorar el acceso a la función pública  tampoco me parece a mí que lo mejore. También hace una crítica a los cursillos ofertados por sindicatos cuya superación proporcionaba puntos para la fase de concurso.



 Después habla del currículo, llamándonos a la atención, sobre la reiteración de contenidos en cada uno de los cursos; de los programas educativos que llegan como batiburrillo a los centros; de las competencias básicas como metodología importada sin más ni más y de manera descontextualizada de los sistemas educativos finlandeses como si esto fuera el remedio a todo mal y también del bilingüísmo en los centros escolares donde comenta una impresión de un docente amigo suyo que dice algo parecido a esto: "Si esta idea (referida al biligüismo y plurilingüismo) sólo se nos ha ocurrido sólo aquí (En España), entonces es para preocuparse" . Los siguientes capítulos los  dedica al funcionamiento de los centros educativos; a clasificar los diferentes ( a juicio del autor) tipos de profesor, de alumnos,  de papás y mamás. Una clasificación demasiado dura y que deja a un lado a la más importante que  el propio autor  califica de “los imprescindibles” y que es la que tira del carro. También repasa en qué consiste y cómo se desarrollan las pruebas PISA. Ese informe clasificatorio de los países participantes  que tantos quebraderos de cabeza está dando a nuestros prebostes políticos  y que dista mucho de ser perfecto. Para acabar propone soluciones. Lo cual es de agradecer.
Me llama la atención que con tan sólo seis años tenga ya una visión tan ácida del sistema pero, claro su perspectiva como docente interino sometido a un gran trasiego de aquí a allá entiendo que ayuda mucho. No diré que esté equivocado en lo que dice, pero también es cierto que le faltan más elementos de juicio.
Ficha técnica:
Tïtulo: La mala educación
Autor: Pablo Poó Gallardo
Género: ensayo.
Páginas: 147
Editorial: Triskel Ediciones S.C.
Primera edición, 2015
ISBN: 9788494404535

Precio: 12 euros

viernes, 8 de julio de 2016

PECADO

Reseña bibliográfica: Pecado

Compré este libro a finales de abril,  empujado por la lectura, un mes antes, de  una reseña  en el suplemento literario de los sábados   del País. Ya ven,  mi paso es lento pero seguro. Reconozco mi ignorancia: no conocía de nada a la autora, Laura Restrepo, y esta ha sido la primera novela suya que he leído. Siempre hay una primera vez. Para todo.
La novela es una colección de nueve relatos,  y como anécdota diré que el primero y el último, a modo de prólogo y epílogo  se llaman Peccata mundi (I) y Peccata mundi (II) y que  el libro concluye con el mismo párrafo con el que acaba el relato que inicia el libro:
“Irina sueña que lleva en brazos al Rey, que no pesa casi nada. Posiblemente esté muerto, o vaya muriendo sobre la marcha. Ella lo carga sin dificultad, y avanza rápido. Hacia dónde, no lo sabe”.
El rey del que se habla es Felipe II el hijo de Carlos V y nieto de los Reyes Católicos. Y en la novela no sale demasiado bien parado.  Habrá que leerse el último libro recientemente publicado de Huggs Thomas “Felipe II” para calibrar su figura en la justa medida. En esta novela solo se dibujan unas pocas pinceladas del rey siendo todas ellas de trazos negros debido a su exceso de religiosidad como su manía de acumular reliquias de santos. Y su dureza de corazón como cuando un padre le pide que por favor no queme, por hereje, en la hoguera a su hijo y el Rey le responde que si él tuviera un hijo así sería él mismo quien corriera a por leña. No sé porqué pero no se menciona aquí su fiasco bélico de la armada invencible en 1588 que, aunque reticente el rey, finalmente se decidió lanzar animado por las palabras del papa de entonces que le dijo algo así como “Dios está de nuestra parte”. Que visto como terminó la cosa con más de diez mil muertos entre ahogamientos y ajusticiamientos ingleses en costas irlandesas sin luchar siquiera e indefensos,  habría que preguntarle al Papa qué hubiera pasado de ser neutral siquiera.
Pero el hilo conductor del libro, a lo largo de los nueve relatos que lo componen, no  es el rey, es un cuadro de su propiedad “El jardín de las delicias” pintado por el misterioso holandés Hyeronymus, El Bosco,  del que se cumple en 2016 el quinto  centenario de su fallecimiento. Es en este tríptico fantasmagórico, surrealista y modernista a la vez, donde concurre  una sucesión de imágenes  con Adán y Eva, los pecados del cuerpo y sus deleites y el sufrimiento del infierno en una composición muy adelantada  para sus tiempos.



Este cuadro aparece en casi todos los relatos y además de dar título al libro es, como decíamos el hilo conductor. El pecado en sus diferentes formas que acecha al ser humano y como éste responde ante él. Esto podría decirse es la esencia del libro. La gravedad del pecado será diferente para cada lector, seguro. Y el castigo que sufren los protagonistas también. Siendo para algunos irrelevante, o tal vez minucias, mientras que para otros demasiado benévolos. En cualquier caso se desgrana el pecado, la relación de los personajes con él, su ética y sus consecuencias. Los relatos, a mi juicio, van ganando en intensidad a medida que avanza el libro, aunque son independientes. Merece destacar: Pelo de elefante, Amor sin pies ni cabeza y por una cuestión de estilo muy particular: “Olor a rosas invisibles”.
Su lectura es por supuesto recomendable. Disfrutaran, sobre todo con esos relatos que les he mencionado.
La escritura de Laura Restrepo es buena, con intensidad y lógicamente, plagada de expresiones  sudamericanas, que aunque se entienden perfectamente, nos llaman la atención por no estar habituados.




Ficha técnica
Título: Pecado
Autora: Laura Restrepo
Editorial: Alfagura
Género: Narrativa ficción
Páginas:  347
Precio: 18,90 €
ISBN: 978-84-204-1918-3
Sobre la autora:
Laura Restrepo
Nació en Colombia (Bogotá, 1950) y es profesora emérita de la Universidad de Cornell (EEUU) autora de numerosas novelas. La primera “Historia de un enstusiasmo” en 1986 y publicada por la Editorial Aguilar en 2005. La Isla de la Pasión (1989), y Leopardo al sol, entre otras.

Ha recibido varios premios como el Sor Juana Inés de la Cruz de novela escrita por mujeres; el premio Alfaguara de novela 2004; el Prix France Culture; el premio Arzobispo Juan de San Clemente 2003, y el premio Grinzane Cavour 2006 a la mejor novela publicada en Italia.

jueves, 7 de julio de 2016

FORMACIÓN DEL PROFESORADO Y BOLAS DE NIEVE

La Formación del Profesorado y las bolas de nieve en Educación.
 La formación del profesorado es una cuestión fundamental para la excelencia educativa.  Debe procurar, entre otras cosas,  metodologías que   mejoren  la práctica educativa, pero lo que, por desgracia, no puede ofrecer   es una fórmula mágica que, a modo de receta,  convierta  en exitoso a un centro educativo.   
Sobre  metodologías hay un amplio abanico que transitan desde una concepción clásica, de clases magistrales  que alguno ha denominado con tono despectivo “pedagogía de la pizarra”  hasta aquellas sustentadas  en las nuevas tecnologías,  que de modo genérico llamaremos “X.0”,  hacia donde se va tendiendo gracias al esfuerzo de la Administración con pizarras digitales, ordenadores, portátiles, cursos, etc.  Y  es, en este  nuevo contexto, donde surgen proyectos de trabajo muy interesantes llevados por profesorado muy creativo que partiendo de entornos poco favorecedores han sabido sacar mucho provecho sirviendo de guía al resto.  Pero, entre esta dicotomía metodológica   que supone, en definitiva, la coexistencia del mundo analógico y el digital  surgen  otras muchas cuestiones y planteamientos metodológicos  que inundan los centros educativos con el peligro de   introducir una cuota de caos que   puede alejarnos más que acercarnos del  éxito educativo. Porque una cuestión fundamental para la mejora educativa es que los miembros del claustro vayan todos a una. Y para ello es mucho mejor que un claustro tenga  pocos objetivos pero muy claros, compartidos y asumidos por todos,  que una diáspora de planes, programas, aquí y allá que lo que hacen es dispersar la acción, la energía y la atención del profesorado.




 Es fundamental que el claustro haga una profunda reflexión (nadie mejor que ellos) y a partir de ahí elegir unas pocas líneas de actuación sobre las que avanzar. Más eficaz que abordar de manera atomizada  cuestiones al albur de  profesorado aislado que, aunque muy comprometido, lo que hace es  tirar del  resto (algo más renuente y  no tan convencido) y  que, en algunos casos, su única aportación  es prestar el nombre para sumarlo al proyecto.
Dentro de esta variedad de enfoques y metodologías educativas están las Comunidades de Aprendizaje,  el Aprendizaje por Servicios, las  Competencias Básicas (ahora Clave), el Aprendizaje por Proyectos, el Cooperativismo, la Inteligencia Emocional, Hábitos de vida saludable, Educación Ambiental, Cultura Emprendedora, Programas de fomento de la lectura, etc.   y todo lo que queramos añadir, aderezado con  bilingüismo y  plurilingüismo, etc.  Pero tantas cosas suelen aterrizan  en los centros  como si    de una  parrilla televisiva atiborrada  canales se le ofreciera a   un telespectador  desorientado  que, sin una idea clara de lo que quiere ver, corre el riesgo de pasarse todo el tiempo del que dispone zapeando, sin ton ni son, para después de un rato frente a la caja tonta  levantarse sin haber visto nada en concreto.
 La variedad de metodologías, planes y programas arriban los centros   con la noble intención de ofrecer    una panoplia variada con la que complementar y mejorar las enseñanzas, aunque, por desgracia,   se perciben  como   un  batiburrillo inconexo  olvidándonos que una de las  claves esencialles (no la única) para que un proyecto educativo funcione, como decíamos,  es la de un claustro comprometido y cohesionado con arreglo a unos principios compartidos. Un ejemplo de la importancia que tiene el claustro para abordar los problemas educativos es el  de la convivencia escolar. Y como esto, en todo lo demás. Como dice José Antonio Marina es imprescindible un claustro concienciado de la importancia de la convivencia para que esta pueda mejorar. Sin este requisito es imposible.
Porque si en los claustros no hay un un proyecto común claro,  puede suceder que  las ofertas formativas sean vistas como bolas de nieve que caen desde lo alto de la montaña ladera abajo.
Las bolas de nieve en  Educación
Percibo que a los centros educativos llegan a través de los centros del profesorado, o por otras vías,  programas formativos como si fueran  estos, bolas de nieve que empiezan a gestarse desde lo alto  de la montaña y que a medida que van cayendo valle abajo van creciendo de tamaño y ganando velocidad. Este aumento de tamaño y velocidad hace que estos programas formativos y sus metodologías  sean conocidos por los claustros de  los colegios e institutos y que tengan “fama” pero no necesariamente que se apliquen ni que se asuman. Sobre estas   bolas de nieve (formativas) suelen ir encima   un grupo de expertos y a su lado un equipo  verdaderamente cualificado y comprometido pero, a pesar de eso,  parte del profesorado, a la que va dirigida la bola de nieve, solo responde  haciéndose a un lado (casi como un acto reflejo) dejándola pasar sin que le arrastre ni que la roce tan siquiera. Cuando finaliza el itinerario formativo y  la bola de nieve en cuestión llega al fondo del valle inevitablemente se estrella deshaciéndose en mil fragmentos, hecho ante el cual muchos de los echados a un lado a lo largo de la ladera murmuran con una sonrisa maliciosa  “ya lo decía yo”, para a continuación volver a dirigir la mirada hacia las cumbres a  ver qué nueva bola de nieve va a ser lanzada de nuevo (ignorando  o, simplemente despreciando, el enorme esfuerzo y dinero que supone esto para la Administración). Ocurre, a veces, que algunos de los expertos que dirigían las bolas de nieve recién estrelladas vuelven  a asomar su silueta recortada por el horizonte encima de otras recién creadas y esto no hace más que acrecentar el reflejo de parte del  profesorado  de  echarse a un lado y cada vez con más convencimiento.
 A todo esto, hay que sumar el marasmo legislativo que produce tanto cambio de  ley educativa.  No estaría de más recordar que, aunque pudiera parecer lo contrario, que ni el BOJA ni  el BOE  son para el profesorado (ni para casi nadie) máximas que comanden   sus pensamientos en el día al día en sus centros. 
En cualquier caso, tantos cambios de leyes  brindan otra excusa  para los habituados a echarse  a un lado.

Haya bola  de nieve o no.

sábado, 2 de julio de 2016

Premio literario en el VI Certamen "Espejos de agua" con el relato "La Etiqueta"

VI Certamen Literario "Espejos de Agua"

La asociación  "Manantial" de Linares dedicada a trabajar por el bien de las personas con alguna discapacidad  organizó el pasado 28 de mayo la sexta edición de su certamen literario nacional y provincial "Espejos de agua"  en la modalidad  de relato corto y  poesía.
 La entrega de premios tuvo lugar en el auditorio El  Pósito de Linares. Un recinto moderno y acogedor donde el público asistente pudo disfrutar de una buena velada literaria. Al acto acudieron también representantes de la corporación municipal y de la Diputación.
La  ceremonia, presidida por Carmen Sampedro, Enrique Javier Valdivia y María Dolores Garrido, miembros de la asociación, rebosó afecto y mimo, dejando traslucir, minuto a minuto  la dedicación y entrega  que la Organización dedicó a este Certamen literario como pudimos disfrutar los asistentes escuchando no sólo las poesías premiadas sino otras como el poema "Sáhara" de Carmen Sampedro y Enrique Javier Valvidia  que  recitaron de manera magistral.


Galardonados en el VI certamen literario 

 El certamen literario gira en torno  a los derechos humanos y más concretamente en  el artículo uno de esta declaración universal:

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y dotados como están de razón y conciencia deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.

  Y ese artículo es la idea que debe inspirar los trabajos presentados a concurso.
Me siento muy afortunado porque el jurado de este certamen considerara que mi relato  "La etiqueta" fuera el merecedor del primer premio en la modalidad provincial.  En el siguiente enlace podéis leer, si os apetece, el relato así como el resto de trabajos premiados.









Espero la lectura de estos  relatos y poesías les haga reflexionar.

viernes, 10 de junio de 2016

CUENTOS COMPLETOS DE E. L. DOCTOROW

CUENTOS COMPLETOS DE EDWAR LARENCE DOCTOROW

Este libro es una recopilación inédita  hasta la fecha (en cualquier lengua y en cualquier editorial) de todos los relatos escritos durante cuatro décadas y ordenados por su autor (de manera diferente al criterio cronológico y  que murió en junio de 2015 poco antes  de que el libro viera la luz).



En la literatura norteamericana está muy desarrollado el género del relato corto y una buena prueba de ello es este libro. Donde se han recogido dieciocho relatos siendo el que viene en último lugar "vida de los poetas" el más largo, una especie de monólogo y que casi podría considerarse una mini novela en la que cuenta la vida y penas de escritores y poetas amigos del narrador rodeados de dudas existenciales y sobre todo de mucha soledad. Los relatos tienen un nivel bastante alto.  Recogen historias de personas corrientes que componen un retrato de la vida en norteamérica. Se desarrollan siempre en EEUU y en sus gentes proporcionándonos una radiografía del alma que inquieta a veces.  Algunos de ellos impactantes y otros auténticos divertimentos imaginativos del autor que desconciertan  al lector al sentirse traído y llevado por caminos desconocidos por la pluma del escritor. Uno de los relatos "Depuradora" es una síntesis en estado puro del escritor Edgar Alan Poe.  Algo que también puede repetirse en "Una casa en la llanura". Una historia misteriosa y truculenta de una madre sin escrúpulos. En el relato "El cazador" al lector se le queda una sensación de intenso desasosiego igual que con el relato " Wili" , tanto que hasta nos hace dudar de nuestra  cordura haciéndonos pensar que sólo sea supuesta pero no real y que tal vez si  vivamos en medio de la locura creyendo estar en la más absoluta de las normalidades como los protagonistas de esas historias. El relato "El escritor de la familia" es fascinante. Y otros son auténticos guiones cinematográficos como  "Jolene: una vida".  En el relato "Wakefiel" nos vuelve a sumergir en la locura del protagonista tanto que casi nos metemos en su piel. En  "Wili" el autor nos lleva y nos trae con su maravillosa escritura a través de un niño que no entiende las reacciones del mundo adulto que el provoca intuyendo lo que puede suceder.  En el relato "Walter John Harmond" hace una feroz crítica de las sectas en la que el narrador es un fiel adepto. En "Bebe Wilson" nos cuenta una historia de amor y de una locura y de la pasiva aceptación de esta locura  lo que conlleva una huida con final feliz.
Una característica común en casi todos los relatos es un extraño punto de locura pero plausible que dirige a sus personajes.
Destaco la gran capacidad descriptiva e imaginativa del autor cualidades  estas que se desparraman  por cualquier párrafo del libro.
Con la compra del libro la editorial regalaba el libro en formato electrónico para su lectura en dispositivo digital.

FICHA TÉCNICA
TÍTULO: CUENTOS COMPLETOS
AUTOR: E. L. DOCTOROW
GÉNERO: NARRATIVA DE FICCIÓN
PRÓLOGO: EDUARDO LAGO
PÁGINAS: 459 TAPA DURA
EDITORIAL: MALPASO
TRADUCIDO POR:  CARLOS MILLA SOLER, ISABEL FERRER MARRADES, JESUS PARDO DE SANTAYA, GABRIELA BUSTELO
PRECIO: 22€
ISBN: 9788416420124
PRIMERA EDICIÓN: SEPTIEMBRE 2015

SOBRE EL AUTOR

 (Nueva York, 1931-2015) combinó con maestría los grandes temas de la literatura norteamericana (la fundación, la Guerra Civil, la inmigración, los fenómenos sociales…) con la tradición narrativa europea. Hijo de emigrantes judíos rusos, eterno candidato al Premio Nobel, logró el reconocimiento internacional con las novelas El libro de Daniel (1971), Ragtime (1975) y Billy Bathgate (1989), celebradas por la crítica y por millones de lectores de todo el mundo. En sus novelas se recoge la historia de EEUU  ej (La gran marcha) sobre su guerra civil. El propio Barak Obama con motivo del fallecimiento del autor dijo que sus libros le habían enseñado mucho.

Como curiosidad si teclean en google:  E. L. no les aparecerá Doctorow.  En primer lugar, no. Les aparecerá una escritora que ha escrito mucho menos  pero el personaje de Grey ya se sabe...

martes, 31 de mayo de 2016

"La paradoja del profesor y el banco" o "El profesor y la parábola del hijo pródigo"

"La paradoja del profesor y el banco" o "El profesor y la parábola del hijo pródigo"
El otro día navegando por las redes sociales, a través de  twiter, leí un artículo que me llamó la atención publicado en el blog "Educación 2.com", una revista digital  interesante con  entradas provechosas con enlaces, contenidos educativos,  cuentos infantiles, fábulas, artículos para trabajar la creatividad, informaciones y noticias en general relacionadas con la educación.  El artículo al que me refiero fue publicado el 29 de mayo y se titulaba "La paradoja del profesor y el banco". Antes de comenzar a  leerlo creía que comparaba a un profesor con un asiento pero la analogía  era con los otros bancos, esos que prestan (o prestaban) dinero. Por lo  que la parábola podría llamarse también la del profesor y el banquero.  Intrigado por el título la leí. La idea fundamental era que el profesor puede perder la objetividad al calificar al alumnado e incluso ser arbitrario. Y ponía como ejemplo a un banco. Para que  el banco  conceda préstamos debemos demostrarle que tenemos avales suficientes y garantías para hace frente al crédito. En otras palabras, que (de una u otra forma) tienes dinero.  En cambio, a una persona que carezca de  avales suficientes y de garantías le va a ser más complicado acceder al favor del banco. Aunque  con el dinero del  préstamo pudiera lograr crear algo interesante y devolver el préstamo sin dificultad. Por tanto, podría decirse que el banco presta dinero a quien lo tiene.  Ejemplificaba esta conclusión  con la  frase "El banco presta paraguas cuando luce el sol pero los pide cuando llueve".  De igual manera haciendo un paralelismo con la docencia, el profesor suele ser más benevolente con el alumno bueno y aventajado, que saca buenas notas y  que tiene una familia que se preocupa y acude siempre a las reuniones. En estos casos, si el alumno flojea en un examen el profesor tiende a pensar que puede ser debido a un descuido, o incluso a que él mismo no ha especificado suficientemente bien lo que quería que el alumno hiciese. Incluso  considera que sus fallos han sido simplemente un error,  que los errores son humanos y por lo tanto perdonables.  Por el contrario, con el alumno distraído, charlatán y un tanto revoltoso.   Que además sus padres no se implican con el centro lo suficiente o  que si lo hacen no es precisamente con el mejor de los talantes y propósitos, con este alumno rácano en el esfuerzo —decíamos— solemos ser más beligerantes. No le pasamos la mano tanto sobre sus trabajos y exámenes tan fácilmente como al aventajado. Sabemos que puede esforzarse más y que deben hacerlo y no nos valen excusas.
Bien, no diré que esto no ocurra, pero también sucede el fenómeno contrario no mencionado en el artículo y que yo titularé como  "El profesor y la parábola del hijo pródigo".

El retorno del hijo pródigo de Rembrandt.

Todos conocemos  la parábola del hijo pródigo que aparece en el evangelio de San Lucas. Aquel padre que tiene dos hijos y un buen día el menor le pide su parte de la herencia. Se marcha con ella  y la dilapida por ahí, lejos, en juergas y lupanares. Lo funde todo en nada provechoso.  Cuando se queda sin nada tiene que ponerse a trabajar como aparcero  y soportar condiciones míseras de trabajo. Derrotado y muerto de hambre decide volver con su padre donde sabe que sus criados viven y son tratados mucho mejor. Regresa con la idea de pedirle perdón y rogarle que simplemente lo acepte como un jornalero más, pero claro, el padre al verlo se compadece de él y lleno de júbilo por su vuelta manda sacrificar al novillo cebado y preparar una gran fiesta en su honor. El primogénito al ver tanta algarabía   pregunta a los siervos  qué es lo que ocurre y estos le responden que el motivo es el regreso de su hermano.  Él se enfada (y con soberbia) le pregunta al padre que porqué tantos honores para su hermano  cuando a él que se quedó a su lado obedeciendo y trabajando no le ha hecho nunca nada parecido. El padre (todo misericordia) le explica que puesto que él estaba a su lado todas sus posesiones  también lo eran suyas  y que viendo a su hermano arrepentido por sus pecados bien merecía esos honores.
Bueno, la traslación a la docencia de esta parábola podría ser esta:  En ocasiones (y no pocas)  los alumnos que han aprobado raspando con un cinco no han obtenido esa calificación. Generalmente han obtenido una menor. Lo que ocurre  es que el profe le ha puesto lo que falta. Incluso muchos de esos cincos han sido realmente cuatros. Es decir, el profesor  está "regalando, prestando, dando o como se quiera decir" a estos alumnos (pródigos) hasta casi un 20% de premio sobre la nota que han conseguido. Pero, por el contrario, al alumno trabajador, responsable (que ha permanecido atento a las clases del profesor) (el primogénito de la parábola) y que se ha quedado en, por ejemplo, el 7,25  nos lo  pensamos mucho más para subirle la nota a un 8. Cuando realmente en este caso solo le estaríamos "concediendo"  un 10% de la nota (la mitad del caso del alumno pródigo). Este fenómeno, totalmente opuesto a lo comentado en la revista Educación 2.0 también se produce y sería justo comentarlo como contraposición.



Me gustaría que dejaran su opinión...

viernes, 13 de mayo de 2016

SOLEDAD LUJURIOSA EN DOSCIENTAS PALABRAS

SOLEDAD LUJURIOSA

  Con su figura menguada y encorvada por los años llegaba hasta  la plaza del pueblo  para pegar la hebra con quien fuera. Si no encontraba a nadie  se adentraba en el bosque hasta el río. Aquella cinta plateada serpenteante de aguas  siseantes marcaban el límite de sus fuerzas. Se sentaba  sobre alguna piedra y después  emprendía el regreso a casa donde  no le esperaba nadie.  Su esposa falleció   y sus hijos  vivían tan  lejos que nunca venían a visitarle, pero un buen día, en uno de sus paseos,  al llegar al río   una rana  dando grandes brincos  se le  acercó  saludándole:  

—Hola, buen hombre.

El anciano  pensó que la soledad le estaba afectando a la sesera si creía que  criaturas del bosque podían hablarle.

—Soy una hermosa princesa pero un maleficio  me transformó  en este desagradable cuerpo de rana. Solo si alguien me besa se romperá el conjuro.  En recompensa le ofreceré en su lecho  toda la pasión que mi fogosa edad pueda brindar.

El anciano alargó el brazo y guardó la rana en su bolsillo.
La princesa extrañada repitió:
—  Seré  ardiente contigo.

—A mi edad  —replicó el anciano—me hace más bien una rana  con la que hablar que una princesa a la que amar.