LA ESTRELLA POLAR

En esta página se encuentra un recopilatorio de artículos publicados en diferentes medios de comunicación  de apenas doscientas palabras sobre cuestiones de la actualidad que pueden coincidir (o no) con la tuya.

El mundo es inmenso y complejo. Tanto que es   fácil perderse. Y nuestra vida demasiado corta en comparación con esa enormidad  que nos cobija sin  oportunidad ni tiempo para reencontrarse.
Para complicar  más las cosas  nos confundimos de continuo con una constancia tan encomiable como perversa. Es por ello, que al igual que los marineros de la antigüedad se guiaban con la estrella polar,  nosotros debemos buscar la nuestra, que deberá ser siempre el sentido común, aderezado en las justas proporciones de todo lo contrario y todo lo demás. Será la propia vida la que nos enseñe en qué medidas. Y cuanto antes descubramos el secreto mejor.  Será el secreto de nuestra vida. Y al igual que  la estrella polar, siempre fija y sobre la que giran todas las demás y que siempre marca el norte, nosotros cuando la hayamos encontrado  pondremos pies firmes y paso seguro  bajo  esa misma serenidad que cae del cielo y sus estrellas en nuestro rumbo.
El rumbo de la vida.
En esta nueva página del blog, pretendo ofrecer pequeñas pinceladas de no más de doscientas palabras  sobre algunas cuestiones de actualidad que me han llamado la atención y  me llevan a escribir.

Artículos para no perder la estrella polar:



No os ceguéis (12-05-2013)
El costo de la vida (5-05-2013)Publicado en XL Semanal
Marca España (19-05-2013)
El sistema funciona  (23-05-2013)
Robos educados e ineducados (30-04-2013) Publicado en la revista XL Semanal
Coprología canina  (24-04-2013)

Espero por supuesto vuestros comentarios. Eso es en última instancia lo que me mueve a radiografiarme ante vosotros y ante mí.

Escribir, tras unos instantes de zozobra y desconcierto, ayuda a encontrar la estrella polar. Y una vez marcado el rumbo y dejado por escrito ayuda a recordarlo y  a los demás  seguir el suyo.  Aunque sea exactamente el contrario.

Comentarios

  1. Hace poco leí una frase de una amiga que me hizo reflexionar y que viene un poco al hilo lo que dice acerca de seguir un rumbo fijado por nosotros mismos y que decía más o menos: no sabría decir cuál es la clave del éxito pero la clave del fracaso estriba en intentar complacer siempre a los demás. Yo le contesté: qué razón tienes, si estás siempre complaciendo a los demás, todo el mundo será feliz menos tú que serás desgraciada.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego. Siempre no se puede estar complaciendo a los demás ni tampoco siempre a uno mismo. Claro. Complacer siempre a los demás es agotador, nada reconfortante y tremendamente ingrato y siempre a uno mismo nos convertiría en seres viles y despreciables para el resto, claro.

    ResponderEliminar
  3. Cuánta razón hay en tu artículo de opinión: Del abrazo al teclado. ¡Cuánta! Un abrazo virtual.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tu comentario es muy útil para mí. Tus reflexiones enriquecerán las mías. Y constituyen la esencia de este blog. Muchas gracias.

Entradas populares