VOY CONTIGO




Mi corazón late   cansado
agotado  en tu ausencia
a cada paso del planeta
por ese punto alejado.
En  giro continuo  y órbita callada
siguiendo  tu estela y aliento
Desde ese verano y   aquel lugar
frontera  entre la tierra y el  mar
con  el cielo, la piel  y  sangre  testigos
reducido     todo a  maldito instante infinito
entre  paso y paso del planeta por órbita callada
en ese punto  alejado.
***
Ese verano  tu recuerdo marcó todos los siguientes
y borró todo lo demás.
Obligado seguir tus susurros, alientos de ilusión.
Enardecido  de  pasión.
El sol sigue el paso de sus planetas,
mi cabeza persigue aquel verano.
Desconcertados  de tanto amor
Puro  en  seres de  líquido azul.
Asustado por tu recuerdo
ahogado en tu ausencia
ahora  un   débil eco en mi boca agotada
que     resplandeció  como aquel sol  caliente y  lejano
cubriendo con  besos de algodón el reino de tu piel.
Tu amor  desde aquel verano  reverdece  mis entrañas
a cada paso del planeta por ese punto alejado
vuelta a vuelta en giro continuo y órbita callada.
Atisbo tu silueta sobre el  refulgir  de aquellas olas
arrullos del mar.
Y en esta  noche te aspiro  como fragancia de jazmín
con  brisa del mar.
Dibujo tu voz y escucho tu mirada.
Atrapo  tus palabras, huelo tus caricias,
camino sobre aquella misma orilla
posándome   en los surcos que dejaste
que ahora bien sé  fueron  para mí.
Y  que mi anhelo te siguiese
cuando alguna vez me atreviera
asomar mi alma a contemplar
tu  morada en  aquel mar.
En  aquella habitación  con el despertar de la luna
me nombras aleteando con   charcos de agua y sal.
Me busco  en las entrañas líquidas de verde y azul,
sobre el camino  blanco de la luna  en las aguas del mar
con  ahogada esperanza de volverte a reencontrar
y  seguro me sumerjo  hacia ti
entre  arrullos de las olas del mar.
***




Comentarios

Entradas populares