LAS CULTURAS FRACASADAS. EL TALENTO Y LA ESTUPIDEZ DE LAS SOCIEDADES. De José Antonio Marina.

RESEÑA BIBLIOGRÁFICA:
LAS CULTURAS FRACASADAS. EL TALENTO Y LA ESTUPIDEZ DE LAS SOCIEDADES.  De José Antonio Marina.
Este libro lo compré durante  las  últimas navidades. Paseaba después de una comida con un familiar y nos adentramos en un territorio mágico poblado de historias, pensamientos, experiencias e ideas. Un lugar donde se acrisola lo mejor del ser humano y la civilización: las librerías.
Me encanta recorrer los estantes repletos de libros me asemejo entonces a   un niño en  una tienda de golosinas que posa la mirada a granel  queriendo comerse todas pero sabe que no le dejaran aunque él esté dispuesto a hacer el intento.
Buscábamos algo del sociólogo  y filósofo polaco Zygmunt Bauman del que ya les he comentado alguna obra en este blog y tropecé con este libro de cuyo autor también les he comentado no pocos libros y me llevé este: Las culturas fracasadas.

Portada de libro


¿Cuál es el éxito de las sociedades humanas? Deberían ser aquellas que permiten el desarrollo individual de todos sus miembros medido en tres facetas: satisfacer sus necesidades básicas, permitir la vinculación afectiva y social con los otros miembros y dar posibilidades para que cada uno de ellos progresen. En definitiva, cogiendo ideas del propio autor, las sociedades inteligentes son aquellas que favorecen el desarrollo y felicidad personal. Pero ¿cuáles son los  peligros para que las sociedades fracasen?. Antes de nada conviene recordar como dice el autor que en cualquier momento una sociedad inteligente puede revertir y encanallarse. La fragilidad del bien. El autor señala que los cinco grandes deformadores morales son  el miedo, la pobreza, la ignorancia, el dogmatismo y el odio tribal, hacia el vecino. Son los principales peligros que pueden volver estúpida una sociedad. Y los elementos que pueden hacer fracasar a una sociedad es la corrupción y el gorrón como ejemplo de triunfo de la inteligencia particular a toda costa, pero cuando una sociedad consigue sacudirse de estos lastres evoluciona hacia un modelo social que defiende los derechos individuales, rechaza la desigualdades no justificadas, establece la racionalidad como modo de resolver conflictos, la participación en el poder y la función social del a propiedad y las políticas de ayuda.
En definitiva las sociedades inteligentes son las que aumentan el capital social. 
El capital social
El capital social de una ciudad (que puede ampliarse a las naciones) es el sistema de normas  que rigen la convivencia, el modo de resolver conflictos, la participación ciudadana para enfrentarse a los problemas y ampliar las capacidades de acción de cada ciudadano, el clima emocional, las asociaciones privadas y las instituciones públicas. En una sociedad inteligente está establecida la confianza como cumplimiento de las obligaciones y la reciprocidad. La historia muestra terribles ejemplos de qué puede ocurrir cuando aparece la desconfianza. La guerra puede ser una causa de la desconfianza entre dos pueblos que pueden considerar como real el miedo a un ataque.
Hace unos años unos talibanes habían condenado a una mujer por mantener relaciones sexuales ilícitas y fue el propio juez quien le disparó para matarla y cumplir la sentencia. Vemos como el capital social puede medir efectivamente la inteligencia de las sociedades.
Un problema importante es que la inteligencia individual y la social no armonizan. Desde el punto de vista privado el gorrón sale ganando mientras que el altruista pierde pero una sociedad de gorrones o individualista al máximo no funciona. Aplíquese esto al mundo empresarial. Las empresas que solo buscan beneficios a toda costa, sin respetar el medio ambiente, agotando los recursos, reduciendo costos, e impuestos todo lo que pueden y saliendo del negocio a tiempo desde el punto de vista particular son exitosas pero a nivel colectivo causan graves perjuicios. Y esto es una gran contradicción como lo explica maravillosamente el autor:
Página 101 " La inteligencia colectiva del hormiguero humano creó la inteligencia individual, que se rebeló contra la inteligencia colectiva que la había engendrado. Es una historia magnífica y trágica: de nuevo la contradicción".
La historia está repleta de personajes  de  un gran talento y nefasta inteligencia social causando muchas muertes y daño como Napoleón, Hitler...
Esto nos lleva a la comparación que hace el autor al inicio del libro de las sociedades humanas con el hormigero, sociedades perfectas, donde cada hormiga se sacrifica por el bien común hasta que la hormiga se subleva y se resquebraja el sistema.

Me gusta mucho la afirmación del Karl Popper cuando dice que todas las estructuras biológicas o sociales pueden interpretarse como la solución a un problema. Y que para entender el significado de una institución hay que conocer el problema que pretendió resolver. Y en este sentido una sociedad fracasada es la que crea más problemas que las que resuelve.
Y para resolver problemas hay que buscar soluciones. Buenas soluciones ya que  a veces se encuentran falsas soluciones  que solo sirven a corto plazo o pseudosoluciones que permiten conseguir un objetivo  pero impide alcanzar otro. Si gasto más de lo que ingreso y pido un préstamo que no puedo pagar estoy ante una falsa solución. Si para conseguir éxito en mi vida profesional he de renunciar a mi vida familiar y me digo que ahora dedicaré todos mis esfuerzos a lo primero y después de un tiempo a lo segundo estoy en una peudosolución.
El autor señala  como nueve los problemas morales que todas  las sociedades deben resolver  para permitir su desarrollo y convivencia. Estos son:
1. El valor de la vida y humana y la regulación del homicidio. ¿Tieen el mismo valor todas las vidas?.
2. Los bienes, su producción, posesión y distribución. ¿Es verdad que la noción de propiedad privada es fundamental para la convivencia?
3. El ejercicio del poder. Todas las sociedades han organizado el ejercicio del poder.
4. La relación del individuo con la comunidad y de la comunidad con el individuo. ¿Debe someterse el individuo completamente a la colectividad?
5. Los métodos para resolver conflictos dentro y fuera de la tribu. ¿Vale la fuerza? ¿Por qué se ha regularizado la venganza en todas las sociedades?
6. El sexo, la familia y la procreación. ¿Por qué en todas las sociedades hay regulaciones de la sexualidad?
7. El cuidado de los débiles, enfermos y huérfanos.
8. El trato con los extranjeros.
9. La relación con el más allá, los espíritus y los dioses.
En definitiva y para concluir un buen test para aplicar a cualquier estructura social, ya sea la pareja, la familia, un ayuntamiento, etc.  sería aquel que plantea estas tres cuestiones:  permite satisfacer las necesidades de sus miembros,  permite que puedan desarrollarse cada uno de ellos y aumentar sus posibilidades y  cada uno de sus integrantes viven mejor en conjunto que por separado.

Una buena lectura que invita a pensar y reflexionar. En este enlace podrás leer algunas páginas de libro: http://www.anagrama-ed.es/titulo/A_419

FICHA TÉCNICA:
Título: Las culturas fracasadas. Subtítulo: El talento y la estupidez de las sociedades.
Autor: José Antonio Marina
Editorial: Anagrama. Colección Argumentos.
Primera edición:  noviembre 2010
Páginas:  214
ISBN: 978-84-339-6318-5

Precio: 21€

Comentarios

  1. Son dignos de agradecer tus comentario sobre libros porque orientan par posibles y futuras lecturas.Este lo he leído por curiosidad porque soy incapaz de ver algo escrito y no leerlo. Pero este no irá a mi lista de libros en espera pues como ya te he dicho alguna vez no me convence mucho este autor.Suele elegir temas interesantes pero luego es muy genérico, todo un poco abstracto. Es cierto que invita a reflexionar,quizá precisamente por eso,por dejarlo todo tan en el aire.

    ResponderEliminar
  2. Son dignos de agradecer tus comentario sobre libros porque orientan par posibles y futuras lecturas.Este lo he leído por curiosidad porque soy incapaz de ver algo escrito y no leerlo. Pero este no irá a mi lista de libros en espera pues como ya te he dicho alguna vez no me convence mucho este autor.Suele elegir temas interesantes pero luego es muy genérico, todo un poco abstracto. Es cierto que invita a reflexionar,quizá precisamente por eso,por dejarlo todo tan en el aire.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Un país como Colombia es la clara muestra del fracaso de una sociedad, pues allí no existe ninguna prosperidad colectiva como consecuencia de años y años de saqueo desvergonzado y egoísmo rampante de sus ciudadanos. En un país como este el prójimo no importa, sino solo la satisfacción última de las necesidades, aun a costa de los demás. Cosa triste.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tu comentario es muy útil para mí. Tus reflexiones enriquecerán las mías. Y constituyen la esencia de este blog. Muchas gracias.

Entradas populares