Un novela: Maldad imaginada

Maldad imaginada
Maldad imaginada es el título de una novela que acabo de terminar hace poco. Es una novela de género negro. La novela negra  aunque no pocas veces se considere un género menor, la considero amena y para mí esa es una de las funciones primordiales que debe de tener cualquier novela, no la única por supuesto pero sí una de ellas. En Maldad imaginada se narra la historia de un joven periodista, Eterio, al que encargan hacer una entrevista a un inspector de policía próximo a jubilarse, para el suplemento de un diario de Burgos. Durante el tiempo que permanecen juntos periodista e inspector, Eterio le acompaña en la resolución de un doble crimen cometido. Mientras tanto, el inspector le cuenta su experiencia personal de por qué la gente actúa como actúa, de cuales son a su juicio las características del mal, de su vida, de su muy dura infancia... Paralelamente el robo de un cuadro en la Catedral de Jaén, con un valor mucho mayor del que se le atribuía, cierra un estrecho círculo establecido entre periodista e inspector, haciendo que éste le dé de manera disimulada algunas pistas para que descubra algo turbio en su vida pasado y que ha permanecido desconocido hasta el momento.
Si os apetece leer esta novela, os podeis descargar, pinchando en el titular de la entrada o bien al final de este texto, un archivo con los dos primeros captítulos. Si después de leerlos queréis seguir hasta el final, cosa que me agradaría mucho, no tenéis más que hacer un comentario en esta entrada, me dais vuestro correo y os la envío.
Pinchad aquí si queréis leer un poco de esta novela:

Comentarios

  1. Todavía no he empezado a leerla. Estoy expectante en poder empezar pronto, campeón... Un beso muy cariñoso...

    ResponderEliminar
  2. A ver. De la primera frase deduzco que la has escrito tú.Me fascina la idea de que haya tantos escritores que tienen profesiones totalmente alejadas de las LETRAS y sin embargo la gente que ha pasado su vida estudiando y leyendo Literatura de la buena,sea o seamos ,incapaces de escribir nada con sustancia y menos con estilo. Me fascina y me duele pues creo que,aunque para escribir hace falta un poquito haber nacido con ciertas virtudes, no creo menos cierto que se debió enseñar la materia de otra forma. Parece,al menos cuando me jubilé habíamos empezado ota senda, que hoy se está intentando algo más práctico, más justo y más bonito.
    Leeré esos capítulos que ofreces;no te prometo rapidez pero sí comentarios. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, tita. Sí, la novela la he escrito yo. Aunque no puedo asegurarte que sea algo con sustancia y con estilo. Aunque yo he estudiado una carrera de Ciencias, creo que el mundo de las Humaidades y el de las Letras forman parte de lo mismo: el conocimiento y que incluso las Letras están al principio sustentando todo. De todas formas tal y como estudié la Biología en la facultad exagerando un poco la cosa podriá decirse que era literatura aplicada a la Ciencia. Muchos besos y si me das tu correo, amenazo con enviarte la novela entera...
    Juanma.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola,sobrino del alma! ¿Cómo me has descubierto? ¿Tan torpe he sido?
    Seguiré firmando igual ,si no te importa.
    He entrado hoy en tu blog,precisamente para pedirte la novela entera. Si ´tú también me das tu diección de correo te haré algún comentario de forma má privada. ¿Te parece?
    maetma@hotmail.es
    Espero y un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Aquí estoy de nuevo. Quiero hablar de algunas bondades de la novela de Juanma por si sirve para que sus seguidores se animen a ir leyendo.
    La novela promete. De momento responde a un principio fundamental en la narrativa. Es este que despierta el interés por seguir leyendo desde el primer capítulo. Es posibleque contribuya a ello la acertada,creo, inclusión de dos acciones paralelas que, parece, nos van a ir llevando de una a otra ciudad.
    Dos boitas ciudades ha elegido,cada una en su estilo y disfrutremos callejeando por ellas según las descripciones que va haciendo el autor.
    En cuanto a descripciones ,destacaría la delcuchitril que tiene como lugar de trabajo el protagonista; consigue contagiar la sensación casi de calustofobia que debía sentir el pobre chico.
    Otro día más.

    ResponderEliminar
  6. Sigo con mi lenta lectura de la novela.
    Leyendo el segundo capítulo me encuentro con dos citas de la Biblia sobre las que se podría gastar mucha tinta, o mucho tiempo ante el teclado. Muy interesantes las dos, pues ambas suscitan bastante o, al menos, cierta polémica.
    A propósito ¿Has leído “CAÍN” de Saramago? Puedes imaginar sobre qué gira.
    Hay otra cosa en la novela que me resulta muy próxima: es ese ir desgranando opiniones personales, según lo requiera la situación.
    Me gusta esa técnica de introducir mucho diálogo. Es normal en toda novela pero a mí me gusta porque creo que le da más agilidad, incluso quizás más realismo al relato.
    --------------------------------------

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Mª Antonia por todas tus aportaciones. Estoy recibiendo clases de lengua y literatura gratis y eso es un lujo. Gracias por el esfuerzo. Descansa ahora en estas fechas. Espero tus comentarios. Los recopilaré todos y los veré directamente sobre la novela.
    Un abrazo.
    Juanma.

    ResponderEliminar
  8. Por fin he terminado la lectura de MALDAD IMAGINADA. No creas que haberla leído con ojos de profe de literatura me ha privado de disfrutarla. Yo disfruto doblemente con esta doble lectura de una novela. Ha sido un placer recorrer junto a Eterio las calles de Jaén y de Burgos así como contemplar panorámicas y ambientes. Cabría destacar el recorrido por la Catedral de Jaén que nos ha llevado hasta sus más recónditos rincones.
    Como soy una admiradora del mundo periodístico, a pesar de que actualmente me defrauda con frecuencia, me ha gustado introducirme en ese ambiente de la mano del protagonista. Por cierto, debería enfocar la entrevista en la forma llamada “entrevista-perfil” dadas las circunstancias en que se ha producido y el material con que cuenta.
    No sé mucho, no sé nada, de novela policiaca pues no es mi género favorito, pero sí he visto muchas películas de ese género y veo bastante influencia cinematográfica en varios aspectos.
    Bien trazados los personajes y exquisito el tratamiento que has dado a la relación de Eterio con su compañera de trabajo. No obstante me he quedado con gana de saber algo más de ella.
    También creo acertada la estructura circular que le has dado al relato.
    Podría decir mucho más, creo, pero no quiero extenderme y espantar al personal.
    Me gustaría ver que alguien más ha leído tu novela y conocer otras opiniones. Sería bonito e interesante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tu comentario es muy útil para mí. Tus reflexiones enriquecerán las mías. Y constituyen la esencia de este blog. Muchas gracias.

Entradas populares