DÉJALOS PASAR



Mantos ásperos de frío
envuelven al corazón de angustia.
Ahogan con solo pensar,
 revolotean   como cuervos
cubriendo  un cielo de negro.
Acuden  sin necesidad de invocarlos.
Nuestra insistencia  es su reclamo
y  aún pudiendo elegir
elegimos  esos mantos ásperos de  frío
y cuervos cubriendo un cielo  negro.
 que lo que venga vendrá
por qué no dejarlos pasar.



Comentarios

Entradas populares