CAEN LAS HOJAS


CAEN LAS HOJAS

Caen  hojas amarillas y secas
en vuelo suave y sereno
buscando el abrazo del suelo.
Se desprenden agitadas  por nuestra tristeza
y bajo  el árbol desnudo al que cubrieron
reposan en campo almohadillado,
donde crujen  sueños rotos
durmiendo   penas que solo nosotros vemos.
Todos los otoños  hieren,
dejándonos caer
aferrados  por un tiempo a la ilusión
del amigo y la vida   a quienes dimos nuestra parte
 y que nos enseñan el otoño de las cosas
y del querer.
Aprendamos pues de las hojas  abrazar el suelo
y mirar al árbol desnudo que una vez vestimos
 erguido a nuestros pies,
sin tristeza como las  hojas al caer.





Comentarios

Entradas populares