INFLUENCIA DE LA TECNOLOGÍA EN LOS JÓVENES Y LA EDUCACIÓN. LA GENERACIÓN APP

INFLUENCIA DE LAS TECNOLOGÍAS EN LOS  JÓVENES Y EN LA EDUCACIÓN.
 “LA GENERACIÓN APP”

Este  asunto ha sido investigado  por Howard Gardner en su último libro titulado "La Generación APP" donde  expone los cambios que los adolescentes están experimentando con las nuevas tecnologías en tres parcelas de su personalidad   que engloba bajo el concepto de “Las Tres Íes”:
 Identity, Intimacy, Imagination  ( Identidad, Intimidad e Imagniación).

Antes de abordar la cuestión de cómo influyen las nuevas tecnologías en el adolescente contaremos   una anécdota sucedida a Howard Gardner durante una conferencia que estaba impartiendo en Harvard sobre Ética y Nuevas Tecnologías,  cuando un alumno (bastante bueno académicamente) le interrumpió mostrándole una tablet  diciéndole que la respuesta a todas sus preguntas estaban en dicho dispositivo electrónico. El profesor le respondió que, efectivamente, en dicho aparato estaban las respuestas a la mayoría de las preguntas pero no la respuesta a las preguntas más importantes que uno puede hacerse, como qué es la vida, el amor, etc. En otras palabras, una cosa es la información, los datos y otra muy diferente el pensamiento y los dispositivos móviles no enseñan a pensar en sus diferentes facetas. Corresponde a los educadores  enseñar a nuestros jóvenes el tener  un pensamiento científico, matemático, creativo, etc.  Enseñarles a construir y usar una manera inteligente de procesar los datos y la realidad.
La educación tiene, por tanto, en las tecnologías un reto muy importante.  No solo se trata de la implementación de nuevas herramientas.  Conviene insertarlas correctamente en el proceso educativo sin perder la perspectiva ética del proceso.  Por ejemplo, muchas veces aparecen sucesos en los medios de comunicación de casos de malos usos con las nuevas tecnologías dónde se suplantan identidades para denigrarlas en la red, se vulnera la  intimidad, se accede fraudulentamente a sus cuentas,  se descargan contenidos de manera ilegal,  se publican cosas de personas sin su consentimiento o bien se visionan vídeos donde suceden actos de violencia sin ningún remordimiento ni denuncia pasándose estos vídeos de unos a otros de manera pasiva sin ningún reparo. Cuando se les pregunta por estas cuestiones a los jóvenes responden bajo un  modelo “consecuencialista” es decir  no hacen esas conductas  solo por el  miedo a ser castigados pero no por una conciencia ética y moral más elevada.  Aquí se les puede guiar y ayudarles a   tener una perspectiva Ética de mayor nivel  que les lleve más allá y decidan no hacer determinadas cosas no solo por el miedo al castigo o  el hacerlas somo cuando hay premio a determinada acción sino que debemos inculcar el compromiso  de hacer lo que se debe. Con independencia del castigo o del premio. En este aspecto nuestros jóvenes necesitan ayuda y se les debe ayudar a discernir lo que está bien y lo que está mal.

Otro cambio que se está produciendo sin duda es que la capacidad de atención  en un solo tema disminuye en nuestros jóvenes. La tecnología da acceso muy rápido a muchas cosas simultáneamente y esto se está dejando notar. Y también les ocurre a los adultos. Ahora, leer un libro de más de cien páginas nos cuesta. Se prefiere leer cosas mucho más cortas y más variadas.  Hemos perdido capacidad de atención.
Con las nuevas tecnologías algunos ven  en ellas una gran ventaja: un acceso enorme a las fuentes de información para todo el mundo. Una  democratización del conocimiento.   Otros en cambio, no son tan optimistas y consideran que este proceso de revolución tecnológica  está controlado por las grandes corporaciones  o modas con la consiguiente manipulación y se corre el riesgo de crear un mundo en el que estemos encerrados en una caja de hierro. Otros, como H. Gardner adquieren un punto de vista intermedio y alertan de las posibilidades  que abren las nuevas tecnologías  y de  las desventajas. Viene a decir que ofrecen  una gran oportunidad y una realidad pero siempre que    los educadores fijemos qué es lo importante y qué una vez trazado el plan servirnos de estas herramientas y nunca al revés.
Las nuevas tecnologías  con las redes sociales y las apps están influenciando y mucho a nuestros adolescentes y nosotros como responsables educadores y familias debemos procurar que estos nuevos entornos ayuden a su desarrollo y no les perjudiquen.
Pasemos ahora a explicar los tres campos del adolescente (y él no tan adolescente) que pueden verse afectados por las nuevas tecnologías y las redes sociales.
Las tres íes
Imagen
Pensemos en Facebook.  Los usuarios deben crearse un perfil. Suben datos para su biografía: fotografías, vídeos, enlaces, textos, etc. Es decir, configuran una imagen para un público virtual que puede condicionarles mucho más de lo que nos podemos pensar.  Nuestros adolescentes tienen una personalidad en proceso de construcción y las redes sociales pueden cerrarlas tempranamente. Definirlas demasiado prematuramente. Esto no es bueno. En esos perfiles la gente siempre sale guapa, con lo mejor de uno y una vez se ha dado una imagen se suele ser fiel a ella, aunque sea virtualmente.  Además muchos jóvenes confiesan que pasan mucho tiempo mirando los perfiles de otras personas. El autor  en su libro explica que en las escuelas de EEUU muchas adolescentes de último curso de secundaria  utilizan el estado de "Casada" en el feisbú  con chicos de primer curso para adoptarlos de alguna manera. Se hacen fotografías con ellos , aunque en realidad no son novios porque suelen salir con chicos de su edad o mayores. Los utilizan como marionetas. Una manera de apadrinar a chicos que prometen.  Esto es una manera de como las apps y las redes sociales  pueden, con sus limitaciones, amoldar las relaciones de los adolescentes a unos parámetros determinados y a veces poco flexibles.

Intimidad
A través de las redes sociales se pueden tener muchos amigos, demasiados quizás, y cada vez ocurre  más la paradoja de que nuestros jóvenes tienen más dificultad para entablar una comunicación cara a cara. Prefieren el teclado, la comunicación on line a la palabra hablada en primera persona.   Incluso cuando surgen dificultades con los novios o novias en lugar de intentar resolverlo por la comunicación presencial directamente dan por finiquitada la relación a través de las redes sociales. En definitiva pueden hacerles disminuir su capacidad de empatía y de comunicación con otras personas.


Imaginación
Howard Gardner ha analizado la producción creativa de los adolescentes comparando a través de escritos y dibujos la que había antes de la brecha digital y la posterior y concluye que  la creatividad artística en dibujos, imágenes, etc.  de  ahora es más rica y variada. Más creativa. En cambio, las producciones literarias de ahora son más pobres. Se ciñen más a los hechos sin tanta imaginación. Se podría decir que en los aspectos visuales se ha ganado y en los de producción literaria se ha perdido.
Todos sabemos que una AAP o aplicación es un programa informático generalmente para su uso en dispositivos móviles, que sirven para realizar determinadas operaciones más o menos complejas de una manera sencilla y rápida. Nuestros adolescentes pertenecen a lo que se ha dado en denominar "Nativos digitales" y los mayores luchamos por pertenecer  a la clase de "Inmigrantes digitales" cuestión crucial si además somos docentes. Pero conviene tener claras ciertas cosas con respecto a las tecnologías en general y las "AAP" en particular para, como educadores, ayudar a los jóvenes:
1. Hay que poner las App al servicio de la Educación no al contrario. Las App son herramientas a disposición de la enseñanza.
2. Intentar dar un paso más allá del uso establecido para las AAP.  Steve Jobs el fundador de Apple fue, junto a su equipo, el creador de innumerables AAP que comercializó con indudable éxito pero paradójicamente él nunca las utilizó o al menos nunca las usó de manera abusiva ni siquiera habitual. Darle siempre un uso habilitador a las app no dependiente. Propiciar que estas app aumenten la creatividad del individuo y que le faciliten acceso a nuevo conocimiento.
3. Las AAP no son buenas ni malas en sí mismas. Eso va a depender del uso que se haga de ellas. Howard Garner lo ilustra con un ejemplo: un simple lápiz puede servir para escribir de manera creativa e inteligente (buen uso) o para sacarle el ojo al compañero utilizándolo como estilete.



Primer capítulo del libro "La Generación App" de Howard Gardner

Una pequeña reflexión sobre cómo afecta a la intimidad las redes sociales:





Espero que les haya sido interesante esta entrada. Hagan aportaciones en forma de comentarios.

Comentarios

Entradas populares