Desde Darwin. Reflexiones sobre historia natural

RESEÑA BIBLIOGRÁFICA:

DESDE DARWIN. Reflexiones sobre historia natural de Stephen Jay Gould.


Antes de hablarles de los detalles del libro, me detengo un momento en la dedicatoria que hace el autor.  Está dedicado a su padre, que le llevó a ver al Tyrannosaurus cuando él tenía cinco años. Me ha encantado esta dedicatoria que pone de manifiesto la labor fundamental en la educación de los padres y qué muchas veces lo más importante es despertar la ilusión y los deseos de conocimiento. Un hecho tan sencillo en apariencia, llevar a un hijo al museo de historia natural de Nueva York para ver el Tyrannosaurus rex, el carnívoro más grande de todos los tiempos, despertó a aquel niño su curiosidad y movilizó en él toda su energía y talento para llegarse  a convertir en uno  de los paleontólogos más reconocidos de la historia.
Tyranosaurus rex. El fósil que despertó la pasión por la paleontología a Gould

Este libro es una recopilación de artículos que mensualmente publicó sobre 1975 Stephen Jay Gould en la revista Natural History Magazine que tuvo un gran éxito y se tradujo a muchos idiomas.
El libro se estructura en siete partes, siendo el hilo conductor de esta recopilación de artículos, cómo no, Darwin y su teoría, pasando por la aplicación darwiniana al estudio de la evolución humana, las rápidas y masivas extinciones, los cambios explosivos en la historia de la Tierra y la sociobiología como mecanismo para explicar los comportamientos humanos especialmente en la esfera social y política.
Una de las cosas que más me ha maravillado la lectura de este libro es la sagacidad, la mente viva y despierta  y la gran intuición de  Stephen Jay Gould y no digo esto por decirlo. En los treinta y tres artículos recopilados en el libro, el autor trató temas hace ¡casi cuarenta años! y que son de completa actualidad hoy día, como la teoría de los cinco reinos, la teoría de la endosimbiosis propuesta por Lynn Margulis y la teoría de la tectónica de placas. Capítulo especial merece el último bloque dedicado a la sociobiología, una disciplina creada por un compañero suyo de la Universidad de Harvard, Edward O. Wilson y del que hemos hablado en este blog. Y digo que merece una mención especial por que Stphen Jay Goul sin desmerecer ni un ápice el valor intelectual de E.O Wilson ni su capacidad, ni lo interesante de su propuesta de la sociobiología (explicar cualquier detalle de la conducta humana  y de cualquier otra especie en función de la supervivencia de unos genes) se mostró muy escéptico. Aunque esta disciplina de la sociobiología rápidamente cuajó en la comunidad científica con defensores  ardientes y arhiconocidos como Richard Dawkins y el propio E.O. Wilson, él se mostró siempre cauto e intentó aplicar el método científico  y alejarse de las especulaciones. Precisamente cuarenta años después el propio E.O. Wilson que acaba de cumplir 83 años acaba de abandonar su teoría sobre "selección de parentesco" y sobre la que ha basado la mayoría de sus libros publicados hasta ahora y en la que se cimentó la Sociobiología. Ahora acaba de publicar "La conquista social de la Tierra" publicada por Debate, obra al que el otro defensor a ultranza de la sociobiología, Richard Dawkins ha criticado por arrogante. E.O. Wilson dice sentirse un traidor (a la sociobiología) pero que la mejor ciencia la hacen los traidores cuando son capaces de cambiar si cambian los hechos. Stephen Jay Goul en el libro que ahora comentamos explica muy claro y en varios pasajes que en contra de lo que pueda parecer, la Ciencia y las teorías no se hacen sobre la base de los descubrimientos, hallazgos y pruebas empíricas que hacen los investigadores, tal y como presupone el teórico modelo de la investigación científica sino que por contra y desgraciadamente se hace al revés. El científico propone un modelo teórico e intenta amoldar a ese modelo las pruebas empíricas, hallazgos y descubrimientos y de una manera absolutamente estimulante pone claros ejemplos como fue la Tectónica de Placas, que al principio fue denostada precisamente por las mismas pruebas que después la apuntalaron o, más desgraciadamente al hablar de la superioridad de la raza blanca sobre la negra, al principio se argüía la teoría de la recapitulación (la ontogenia recapitula la filogenia) y después se basó en justo ¡lo contrario! con la teoría de la neotenia (los adultos retienen rasgos infantiles). Once años después de su muerte, E.O. Wilson le ha dado la razón.
Leyendo este libro he aprendido entre otras muchas cosas que Carl Marx ofreció a Darwin dedicarle el segundo volumen de su famoso libro  "El capital" y que el sabio y prudente Darwin declinó amablemente diciendo que desconocía la obra. También el autor apunta que el motivo de que Darwin tardase más de 20 años en publicar su libro " El origen de las especies" y que se apresurase por que otro (Wallace) anduviera muy cerca y como se ha venido pensando   no era solo por  su meticulosidad, paciencia y rigor (que sin duda lo tenía) sino porque sabía que su libro iba a zarandear muy fuertemente a la sociedad Victoriana de su época y por eso lo retrasó todo lo que pudo (como efectivamente pasó).
En definitiva un gran libro de divulgación científica y ameno de leer.

Portada del libro


FICHA TÉCNICA
TÍTULO: DESDE DARWIN. Reflexiones sobre historia natural.
AUTOR: STEPHEN JAY GOULD
Género: Divulgación científica.
Editado por Critica S.L  Drakontos.
Director de la colección: José Manuel Sánchez Ron.
Año de la publicación: 2010
ISBN: 978-84-9892-088-8
Traducido por Antonio Resines

Sobre al autor: Stephen Jay Gould

Stephen Jay Gould


 N. York (EEUU)  1941-2002. Paleontólogo, biólogo evolutivo e historiador  de la ciencia. Ha sido uno de los divulgadores científicos más leídos de su generación. La mayor parte de su actividad docente la ejerció en la Universidad de Harvard y trabajó en el museo americano de historia natural de Nueva York.
Gould propuso la teoría del equilibrio puntuado que al contrario de lo que se pensaba, decía que las especies pasaban por una gran periodo de estabilidad interrumpidos por episodios cortos y poco frecuentes que originaban nuevas especies, (tal y como dice el registro fósil) por contraposición a la teoría del equilibrio gradual, corriente mayoritaria hasta entonces. Hoy día, se aceptan  ambos procesos.
Poco antes de su muerte publicó un largo tratado recapitulando su versión de la teoría evolutiva moderna llamado "La estructura de la teoría de la evolución (2002)
En 1982 le diagnosticaron un cáncer mortal (mesotelioma peritoneal). Le dijeron que los pacientes con esa enfermedad tenían una esperanza de vida mediana de sólo ocho meses tras el diagnóstico y después de dos duros años de lucha frente a la enfermedad que superó, escribió un artículo titulado "La mediana no es el mensaje" y que ha servido de gran apoyo e inspiración para personas con cáncer. Explicó en el artículo como los promedios estadísticos son abstracciones pero que no abarcan toda la gama de variación. La mediana es el punto medio en estadística que significa que el 50% de los pacientes (en este caso) no sobreviven a los ocho meses pero que el resto vivirá posiblemente mucho más tiempo.
Entre otras muchas distinciones en 1989 entró como miembro en la Academia Nacional de  Ciencias. En 2008, se le concedió a título póstumo la medalla Darwin-Wallace que es otorgada por la Sociedad linneana de Londres cada 50 años.
"La variación propone y la selección dispone" Stephen Jay Gould. Una buena frase que sintetiza muy bien el proceso evolutivo.
En el diario EL País se reprodujo una entrevista suya realizada el 19 de enero de 200 para el The New York Times. Si le apetece leerla pulsen aquí

Comentarios

Entradas populares