EL MITO DE QUE LOS ZURDOS VIVEN MENOS QUE LOS DIESTROS

El mito de que los zurdos viven menos que los diestros

Escribo esto con alegría. Soy zurdo como  mi hijo  y si tú también  lo eres  (aproximadamente un 10 % de la población)  estás de enhorabuena.  Pueden imaginar el motivo. Recuerdo perfectamente cuando escuché por vez primera esa idea tan extendida de que los zurdos viven  nueve años menos de media que los diestros.  Todavía tengo la imagen nítida en mi cabeza cuando  en clase de Ciencias Naturales, en tercero de BUP,  (hace casi 30 años ¡uff!)  mi profesora con su bata blanca  delante de la pizarra explicando algunas cuestiones sobre el ADN  lanzó, —no recuerdo a santo de qué— la conclusión, terrible conclusión, de que los zurdos cerrábamos los ojos a este mundo en promedio nueve años antes que los diestros.

Antes de seguir,  decir que el carácter zurdo/diestro más que un rasgo cualitativo (sí o no) es uno cuantitativo (de gradación) es decir, puede haber más tendencia a usar la mano izquierda que la derecha   o al revés. Curiosamente los zurdos tienen mayor tendencia a usar la diestra que los diestros la mano izquierda, debido a que el cuerpo calloso (la parte que comunica los dos hemisferios cerebrales) es más grande en los zurdos.
 Esta peregrina idea de que los zurdos viven menos  surgió a raíz de la publicación  en 1988   en la prestigiosa revista "Nature" de  un artículo que  llevaba por título ¿Viven más los diestros? Firmado por dos psicólogos (Diane Halpern y Santley Coren).  En dicho estudio y otro posterior que publicaron en el New England Journal of Medicine en 1991 analizaron las defunciones de jugadores de Beisbol en los que está bien documentado si eran zurdos o diestros y su historial médico y  en dos condados del sur de California donde estudiaron el registro de defunción de casi mil personas. Y las conclusiones eran claras: los zurdos vivían de media 65 años y los diestros 74.
Si esto fuese verdad es increíble que hubiera pasado desapercibido para los epidemiólogos de todo el mundo. Ser zurdo sería para la esperanza de vida mucho peor que ser un fumador empedernido, bebedor compulsivo, etc.
Los dos psicólogos expusieron varias casusas:
1. Presión ambiental. Los zurdos vivimos en un mundo de diestros. Todo está hecho para los diestros (conducir, máquinas, la escritura, etc.)
2. Problema biológico.  Los zurdos por algún motivo serían más propensos a trastornos del sistema inmunitario, biológicos, neurológicos, etc.
¿Dónde está el error en el estudio que demostraba estadísticamente la menor longevidad de los zurdos?
Chris McManus se encargó de estudiar a fondo la cuestión y revelar el fallo. El error era debido a  un artefacto estadístico. Había un sesgo que se les pasó a los dos psicólogos.  Vamos a intentar explicarlo. Es un error sutil pero cuando se comprende se da uno cuenta de lo importante que es la Ciencia, hacerla y entenderla bien.
¿Cuál es ese sesgo estadístico?
Vamos a suponer una situación extrema. Imaginemos que antes de 1970 no  había ningún zurdo y que los que hay, lógicamente han nacido después de esta fecha. En estas condiciones si analizamos las defunciones del 2014 por ejemplo, comprobaríamos que todos los zurdos que habían muerto tenían 44 años o menos.
 Otro ejemplo que utiliza el propio Chris MacManus. Si analizamos las defunciones de 2014 y preguntamos quien de los fallecidos había leído Harry Potter, llegaremos a la terrible conclusión de que leer este libro acorta drásticamente la vida. Lógicamente esta novela la habrán leído muchas más personas jóvenes que adultas o ancianas. El sesgo  es que  asociamos la lectura del libro a mayor mortandad y no es eso. Parece que leer a Harry Potter acorta la vida y no es eso.  Simplemente es más probable que entre los jóvenes fallecidos hayan  más lectores de Harry Potter que entre los fallecidos de más edad.
Ser zurdo en el siglo XIX y principios del siglo XX no estaba bien visto. En las escuelas se intentaba corregir "esa desviación".  Cuando los zurdos escribían con plumilla, solían emborronar las cuartillas (escribir para un zurdo es más difícil que para un diestro salvo en el mundo musulmán que lo hace de derecha a izquierda)  y por eso se les consideraba torpes. Por este motivo muchas personas zurdas se convirtieron en diestras.  Afortunadamente a finales del siglo XX la cuestión cambió y el ser zurdo se consideró como una cosa absolutamente normal. Por tanto la proporción "declarada" de zurdos aumentó considerablemente a finales de este siglo. Y eso producía el sesgo que apareció en el estudio : ¿Viven más los diestros?.


Hay que decir, que cuando se analizan las muertes en soldados de guerra en la I y II Guerra Mundial que eran jugadores de Cricket (y que por tanto se se sabía muy bien quien era zurdo y quien no, ya que en ese deporte el ser zurdo es algo muy valioso) la proporción de zurdos muertos es mayor (26,6% frente al 18.4% de los diestros). La explicación puede ser debida a la "presión ambiental", es decir, el vivir en un mundo de diestros.  Los fusiles más utilizados eran los "máuser" que tenían un pesado cerrojo a la derecha, por tanto los diestros podían cargarlo mucho más rápido que los zurdos que sudarían tinta (recibiendo  más disparos y por tanto muriendo más) mientras intentaban penosamente abrirlos y cerrarlos.

McManus también analizó 89 estudios con más de 21000 pacientes y no se desprendía que en modo alguno los zurdos murieran antes por problemas inmunológicos.

En resumidas cuentas, que los zurdos no vivimos estadísticamente menos.

Comentarios

Entradas populares