Pensar rápido, pensar despacio


Reseña bibliográfica: Pensar rápido, pensar despacio.

El libro del que hoy les hablo lo compré un 18 de julio de 2012 y lo acabo de terminar de leer poco más de un año después. Nunca es tarde si el fin es bueno. Como atenuante para mi tardanza lectora decirles que el libro tiene más de 600 páginas y su lectura en muchos casos requiere  ser muy atenta para sacarle todo el jugo a lo que se cuenta.

El título del libro hace referencia a los dos sistemas  que según el autor emplea nuestro cerebro para evaluar nuestro entorno y tomar decisiones. El sistema 1 es muy rápido, intuitivo y automático (algo muy útil para nuestra supervivencia durante nuestro largo pasado evolutivo en las sábanas en una dura pugna en la lucha por la vida) pero asimismo es fácilmente influenciable y sugestionable por las emociones. El sistema 2 es el racional. Es el encargado de  analizar y sopesar cuidadosamente las opciones a objeto de elegir (supuestamente) la mejor posibilidad. Esta organización puede  funcionar razonablemente bien (de hecho es así) pero el autor expone respaldado por la evidencia de innumerables trabajos y experimentos que en no pocas ocasiones estos sistemas fallan ( son los sesgos cognitivos): nuestro sistema 1 influye mucho al 2 y puesto que éste es perezoso y  cuesta esfuerzo   ponerlo en funcionamiento hay tendencia a dejar  actuar solo  al 1 y esto nos lleva, en numerosas ocasiones, (más de lo que nos pensamos) a elegir propuestas y tomar decisiones poco lógicas cuando no absurdas.  Este autor fue el primero en recibir el premio Nobel de Economía sin ser economista (es psicólogo) y cimentó las bases de la economía conductual que contraviene la asentada creencia de que son únicamente los principios racionales los que rigen para el mundo de la economía. El autor a través del libro expone numerosos casos y principios para evidenciar que en la economía así como en la vida en general los aspectos emocionales y subjetivos influyen mucho más de lo que hasta ahora se creía. Igual que hay ilusiones ópticas que engañan al cerebro haciéndole creer cosas que son falsas existen ilusiones cognitivas que nos hacen pensar (y elegir) cosas erróneas en detrimento de otras mejores soluciones. Esto es debido a varias causas  como la tendencia a pensar en términos heurísticos y la dificultad de nuestro cerebro  para pensar en términos estadísticos (modo mucho más preciso). En este libro conocerán interesantes principios sobre los  que todos más o menos durante nuestra vida cotidiana (y sin apenas pensarlo) hemos actuado,  de manera poco lógica: el principio de certeza, el principio de posibilidad, la diferente percepción del yo que recuerda y el yo que experimenta, el efecto de dotación,  regresión a la media, el fenómeno ancla y otros muchos  más que a lo largo de las más de 600 páginas del libro, recogen situaciones para hacer ver al lector  que en no pocas ocasiones elegimos mucho menos racionalmente de lo que nos creemos.
 

 

Ficha técnica:

Título: Pensar rápido, pensar despacio.

Autor: Daniel Kahneman

Páginas: 666

Editorial: Debate

Año: 2012

Traducción: Joaquín Chamorro Mielke

Precio: 25 €

ISBN: 978-84-8306-861-8

Comentarios

Entradas populares